Blog

Los Millennials y la Tecnología: El mayor desafío evolutivo de la cultura emprendedora

Los Millennials y la Tecnología: El mayor desafío evolutivo de la cultura emprendedora

Tecnología -

Millennials o Generación Y,  es el término que se ha adoptado para definir a la nueva generación, que no piensa en el futuro, sino en el presente. Cuando hablamos de los jóvenes que reconocen sus oportunidades, que ponen pasión en lo que hacen, y que están cambiando el panorama laboral a través del emprendimiento, la economía social, el mundo digital y el trabajo colectivo, sin duda, hemos dado con uno de ellos.

Pero, ¿cómo es esta nueva generación? ¿Creen en las posibilidades de la tecnología? ¿Cómo se informan? ¿Cuáles son sus preocupaciones? ¿Cómo ven el futuro?

Una generación destinada a trazar un nuevo futuro, en el que la tecnología jugará un papel clave para resolver los retos a los que nos enfrentemos. Una abrumadora mayoría piensan que la tecnología es un factor clave para su futuro, ya que el 76% de los jóvenes reconocían los nuevos avances e innovaciones como un punto muy importante para su éxito en los próximos años. Siguiendo esta idea, resulta llamativo un dato no menos esperado: el 40% de los jóvenes asegura no poder vivir sin su smartphone.

Estos jóvenes no solo buscan estar bien informados y a la última en el futuro. No solo creen en el crecimiento económico a través del emprendimiento desarrollando e introduciendo una idea en el mercado, también consideran que lo mejor está por llegar. Casi 7 de cada 10 jóvenes de entre 18 y 30 años afronta su futuro con optimismo, siendo conscientes de que es una generación que vive mejor que la de sus padres.

Los millennials  son un nuevo paradigma para la economía mundial, que con urgencia debe repensar los productos, servicios y formas de comunicarse con los jóvenes a través de la digitalización y los contenidos audiovisuales, que generan mayor compromiso entre los consumidores actuales y futuros.

Además de su manejo natural de la tecnología, una particularidad marca la diferencia con sus padres y abuelos. Más personas de 18 a 29 años viven con sus padres que con una pareja, mientras que sus padres a su edad (la llamada Generación X) y con pocos recursos habían logrado acceder a una primera vivienda sin grandes dificultades, estos fueron el mayor grupo de compradores de viviendas.

En este caso los brokers deben adaptarse a las nuevas reglas de juego, para atraer a la Generación Y que están comenzando a dar sus primeros pasos en el mundo inmobiliario, está comprobado que no necesariamente acceden al mercado inmobiliario a través de la compra: la modalidad más accesible para ellos parece ser el alquiler, que si bien no tiene el mismo peso que la compra para la industria del real estate, también trae aparejadas ventajas para la economía.

La filosofía de vida de estos jóvenes de hasta 33 años, empleados y también consumidores, es motivo de análisis en el campo económico, social y psicológico. El debate está vigente y despierta pasiones.

Igualmente, ya habría que empezar a preocuparse por los que vienen. Se trata de la Generación Z, quienes hoy tienen 17 años, que prácticamente nacieron con los dispositivos touch y que presentan otro tipo de desafíos, tienen la capacidad de estar conectados a mucha información al mismo tiempo. Cómo hacer para que hagan foco en una cosa a la vez será el próximo desafío. O quizá, nuevamente, serán las empresas las que tengan que cambiar.

Según la sección Money de US News, estas son algunas de las características de los millennials  con respecto a la tecnología:

  1. No llaman ni esperan llamadas: no usan las llamadas telefónicas si pueden evitarlas, prefieren los mensajes de texto y el correo electrónico.
     
  2. Buscan información en la red: el uso de la tecnología cambia la forma en la que acceden a las ofertas de productos y servicios. Internet es el principal canal de búsqueda de propiedades y acceden a través de distintos dispositivos móviles además de usar la computadora.
     
  3. No les gustan las sorpresas: saben exactamente qué quieren, qué esperan y cuándo esperarlo. Se informan muy bien antes de tomar cualquier decisión y se preparan previamente para todas las posibilidades.
     
  4. Buscan ser atendidos rápidamente: quieren respuestas rápidas y certeras. Tienen Google al alcance de la mano y no dudan en corroborar toda la información que les dan. Son difíciles de engañar.
     
  5. “¿Hay una app para eso?”: su vida gira en torno a sus dispositivos móviles, por lo que estos medios son los elegidos para guardar todo lo que les interesa y obtener más información.
     
  6. “¿Qué piensan los otros clientes?”: las referencias de las experiencias que hayan tenido otras personas con otras empresas del mismo rubro pueden ser fundamentales a la hora de tomar una decisión, aunque también consultarán a sus padres y otros familiares para ser asesorados.
     
  7. “¿Están en las redes sociales?”: los millennials  quieren conocer las novedades y últimas noticias, por lo que se informan a través de las redes sociales y les importa que lo que buscan tengan presencia online.
     
  8. Definición exacta de papeles y documentos necesarios: a diferencia de los compradores de más edad, a los jóvenes no les molesta que se les solicite estados de cuenta bancaria, verificaciones de empleo u otros datos, pero prefieren que se les pida todo en una sola ocasión, de manera rápida y práctica, para evitar vueltas y múltiples encuentros.
     
  9. No quieren tener que hacer reparaciones: buscan que los materiales y elementos a los que consuman sean de calidad y larga duración, y muchas veces prefieren que sean sustentables.
     
  10. Muchos se arriesgan a comprar viviendas: encontrar un hogar es un reto para los millennials  y muchos están dispuestos a asumir deudas que sean manejables para lograrlo, con ayuda del banco o de sus padres. Sin embargo, gran parte de los jóvenes prefiere compartir vivienda y dividir las cargas monetarias para agilizar el proceso de independencia, y actualmente la mayoría continúa optando por el alquiler.
#Tecnología #Evolución #Desarrollo#Futuro