Blog

Establecer los precios de su producto o servicio

Establecer los precios de su producto o servicio

Consejos -

Un verdadero emprendedor, tanto al inicio de su proyecto o ya con una experiencia reconocida, intenta conseguir los mejores resultados para su inversión, y de esta manera acrecentar su poderío y obtener a través del tiempo mayores beneficios económicos. Establecer los precios de lo que se ofrece es una compleja técnica a la que se le debe otorgar una importancia primordial ya que cualquier acierto o error puede cambiar la orientación en la organización.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando hablamos del PRECIO que debe cobrar por su trabajo?

Costo: se refiere a todos los componentes necesarios para elaborar y dar a conocer dicho producto y servicio: desde los gastos que se generarían por este como también las estrategias de marketing, hasta la distribución.

Competencia: los precios que aplique su competencia le permitirán comprender la dinámica del mercado, dispone de libertad para establecer valores, pero el hecho de que existan otras empresas que comercialicen el mismo producto o servicio hace que deba estar informado de los valores que estos fijan para que exista un equilibro razonable entre todos.

Consumidor: antes de establecer un precio debe estudiar con anterioridad a sus consumidores, aunque usted considere que el valor establecido de su producto o servicio es el correcto debido a la calidad inigualable que ofrece, también deberá tener muy en cuenta lo que esté dispuesto a pagar cada cliente, por esta razón intentar reconocer sus hábitos de consumo y su poder adquisitivo.

Valor agregado: todo producto o servicio gana prestigio cuando satisface la necesidad de los clientes. Es agregando valor que la empresa consigue cautivar a su público y fidelizarlo. Esta relación de confianza también interfiere en el resultado final.

Entonces, el primer punto que debe considerar al colocar un precio especifico, es identificar los costos y gastos que deberá afrontar con este emprendimiento, lo que no solo está relacionado con el producto o servicio en sí, sino también con componentes extras que también son necesarios para la conformación armoniosa de su proyecto y colaboran para una consolidación casi perfecta.

Los costos y gastos además pueden ser clasificados como fijos, que no se modifican en función del volumen producido o vendido, y variables, el consumo se modifica de acuerdo con la cantidad de los artículos.

Si como emprendedor decide establecer un precio mucho menor al de su competencia y por esta razón logra un gran volumen de ventas o una extensa lista de clientes, siempre esta decisión requerirá un mayor control porque podría llegar a ser peligroso para la salud financiera de su emprendimiento.

El precio que fijan sus adversarios jamás debe ser descuidado o puesto al final de la lista de prioridades, pero siempre se debe realizar un análisis detallado con respecto a esto ya que los precios pueden variar por diferentes circunstancias de las diversas empresas, y querer imitar o reducir un determinador precio de “otro competidor” podría llegar a ser perjudicial si no consideramos la propia estabilidad económica.  

Otro grave error que se comete es cobrar solo lo suficiente para cubrir los gastos, es decir si su facturación permite solamente lo necesario para la supervivencia de la empresa, llegó la hora de revisar algunos conceptos.

Establecer los precios de los productos y servicios puede ser medido por elementos objetivos y también por aspectos subjetivos, que también deben ser agregados al valor final.

Cuando no establecemos los precios correctamente, los riesgos para que el emprendimiento fracase o sufra con las alteraciones del mercado son altos. El mundo de los negocios es cruel con los que no están preparados y saber estipular un precio correcto también es importante para mantenerse en la cumbre.

Lo ideal es conseguir extraer el máximo potencial de los recursos, producir más utilizando lo mínimo. Un líder dedicado conoce todos los factores que modifican la valorización de su trabajo y está apto para actuar con eficiencia, utilizando las mejores estrategias con el fin de garantizar todas las metas.

El negocio competitivo viable es aquel en el que sus administradores trabajan para encontrar un equilibrio al establecer sus precios, el camino indicado para crecer con responsabilidad.

#Precios#Competencia#Emprendimiento